marqueevacio
 

Recomiende esta página a un colega o amigo
Imprimir esta página. Se recomienda configurar la página primero
Agregue esta página a sus FAVORITOS!.
 
 

Obras Literarias

Banner Tesis

Libertador de america

Danielle Internet Radio

 

FRANCESCO TAMAGNO

 

 :: Tenor italiano  de los Siglos XIX y XX. 1850-1905

 

PORTO PALAZZO, TURIN, ITALIA, 20 DE DICIEMBRE DE 1850
VARESE, ITALIA, 31 DE AGOSTO DE 1905

 


Himno Nacional de Italia
Letra: Goffredo Mameli
Música: Michele Novaro
Autógrafo de Francesco Tamagno
Bandera de Italia

 

BIOGRAFIA DE FRANCESCO TAMAGNO
--------------------------------------------------------------------------------

En el inmenso arte del canto grandes figuras surgen generación tras generación. Grandes interpretes han dado vida a los personajes de la ópera, y algunos han marcado su propio estilo. Autores como Giuseppe Verdi en el afán de representar el carácter verdaderamente histriónico de los personajes de sus óperas, siempre buscaron a los interpretes con las características adecuadas para el mejor desempeño de sus obras. Citamos a Verdi porque dentro de su búsqueda para encontrar al mejor Otello, halló a uno de los más grandes tenores del siglo XIX, Francesco Tamagno.
Tamagno, además de ser el legítimo sucesor de Enrico Tamberlik, fue el indiscutible rey de los tenores dramáticos durante más de veinte años. Nació en el Porto Palazzo barrio de Turín el 28 de diciembre de 1850. Su padre Carlo Tamgno era posadero y sus ingresos no eran lo suficientemente altos para que sus hijos alcanzaran una educación completa. El talento de Francesco -a quien sus padres llamaban” Cichin”- se desarrolló desde niño, cantando canciones populares a los clientes de la posada cuando los días no eran favorables para la economía de la familia. Su madre, Margherita, con una pequeña sonrisa le decía a su esposo, -mira, Cichin pronto será más famoso que tu -.
Conforme el chiquillo fue creciendo, sus cualidades y las de su hermano Carlo se desarrollaron; dos voces de inusual rango y poderío. Ambos hermanos sumaron fuerzas y consiguieron una audición con el maestro Pedrotti, un renombrado maestro local y director del Conservatorio de Turín. Escuchó a los dos jóvenes, quienes llenos de nervios cantaron en la audición. Pedrotti dio su veredicto: -ambos poseen buenos pulmones, y tú, Francesco, tienes mucha voz, sin embargo no podrán ser aceptados en este Conservatorio ya que no tienen conocimientos musicales. Si estudian, en unos años lo máximo que pueden lograr es conseguir trabajo en el coro de Reggio y francamente dudo que puedan permanecer en él-.
Los dos hermanos perdieron el entusiasmo de hacer una carrera de cantantes, pero Francesco pronto se recuperó. Practicó todo lo que había aprendido en la posada y en cuanto pudo comenzó a asistir a la galería del Teatro Reggio, donde se hizo de amistades, en particular con miembros del coro, al que eventualmente se integró antes de cumplir sus primeros veinte años. Fue entonces, como ocasionalmente sucede, que el destino se presentó en la vida de Francesco Tamagno. La administración del teatro tenía lista la puesta en escena de la ópera de Donizetti, Poliuto. En el protagónico estaba el tenor Mongini. Pocas horas antes de levantar el telón, el segundo tenor se sintió indispuesto y la gerencia del teatro mandó al maestro Pedrotti a buscar un substituto. Pedrotti envió por Tamagno y le preguntó: -¿puedes aprender la parte de Nearco lo suficientemente rápido como para cantarlo esta noche?-. El corazón de Tamagno dejó de palpitar de la emoción pero inmediatamente respondió:- Estoy seguro de que sí puedo Maestro-. Y durante una hora estudió su parte. En un dúo que tenía que cantar con el principal barítono, encontró una frase que incluía la emisión de un Si natural. Esta fue su gran oportunidad. Practicó la frase todo el día, y en cuanto llegó el momento del dúo en la función, emitió su poderoso Si natural. El resultado momentáneamente pasmó al público, pero pronto se sintió un huracán de aplausos y nadie quedó más sorprendido que el Maestro Pedrotti. Al final del acto se dirigió a Tamagno y le dijo: -La primera vez que viniste a verme no me impresionaste. Te confieso que cometí un grave error. Ahora debes comenzar a estudiar formalmente-. Durante este período el servicio militar interrumpió su carrera, pero pronto estaba cantando de nuevo; sin embargo su situación económica seguía mal. Afortunadamente lo escuchó el empresario Antonio Rosario, quien le dio una beca de 150 liras mensuales, y en cuanto Tamagno comenzara su carrera profesional, Rosario recibiría un porcentaje de su salario.
Un contrato debidamente firmado se realizó el 29 de junio de 1873, y enseguida (1874), el cantante hizo su debut oficial en Palermo con el personaje de Riccardo de la ópera Un Ballo in Maschera. Tuvo un éxito moderado, pero su voz no estaba aún en óptimas condiciones. Pero Tamagno, siempre buscando el perfeccionamiento, tuvo el buen sentido de estudiar con el maestro Platania en Palermo, quien se encargó de pulir su voz e inyectarle entusiasmo en su registro medio; después de esto el progreso de Tamagno fue tan rápido que en los siguientes tres años, fue llamado para cantar en La Scala de Milán, donde en 1877 cantó el protagónico de la ópera L’Africana, de Meyerbeer.
Su éxito aún no era el esperado, sin embargo siguió madurando con cada representación. El hecho simplemente de presentarse en La Scala le dio la fama necesaria para cantar en los principales teatros. Su carrera como la de muchos otros grandes cantantes fue larga en éxitos. En 1881 nuevamente en La Scala, obtuvo un rotundo éxito en la ópera Ernani de Verdi, que junto con Simon Boccanegra (ambas operas revisadas por Verdi) ya se habían estrenado.
Los teatros de Europa comenzaron a llamarlo. En España, el Teatro Real lo contrató para representar al Arnoldo del Guillermo Tell de Rossini, con ella creció la reputación de Tamagno. En ese mismo teatro existía un singular grupo de intelectuales y artistas -integrado entre otros por el tenor Julián Gayarre-, conocido como “El Palco de los Sabios” y Tamagno fue parte del grupo. En ese tiempo se acababa de saber que Verdi había escogido a Tamagno para su nueva ópera “Otello”, que se estrenaría el 5 de febrero de 1887 en La Scala.
Después del estreno de Otello, pródigas fueron las alabanzas para Tamagno, su fama se extendió por todo el mundo. Fue un Otello moldeado por el mismo Verdi; (adaptable a la escena, con un toque de sensualidad, alucinante con los celos, apasionado, iracundo, etc., según las críticas de la época). En 1889 exitosamente se presentó con esta creación en el Teatro Carlo Felice de Genova, igualmente en 1892 dentro de los festejos del 400 aniversario del descubrimiento de América.
En diciembre del mismo año arribó por primera vez al nuevo continente contratado por la Civic Opera of Chicago, interpretando los protagónicos de Il Trovatore, Aïda, Huguenots y desde luego Otello; poco después, contagiado de gripe por una epidemia en la región que atacó a toda la compañía de ópera, cayó en cama. Para el 2 de enero de 1893, ya recuperado, interpretó su aclamada creación y después de 2 representaciones más, viajó a México, donde ya se había presentado el Otello, solo que en una versión apócrifa, orquestada libremente por otro músico a partir de la partitura para canto y piano. Tamagno interpreta en el Teatro Nacional los papeles principales de Guillermo Tell, Aïda, Trovatore, La Africana y Otello.
Después regresó para la temporada de 1894 en el Teatro Principal con el repertorio mencionado sustituyendo solamente Les Hugenots por La Africana. Francesco debutó en The Metropólitan Opera House (noviembre 21, 1894) con la ópera Guillermo Tell. La representación no fue totalmente exitosa, pero no por la actuación de Tamagno, sino por la de la soprano Libia Drog que olvidó la letra del aria de Matilde –Selva opaca- poniendo en peligro toda la función, sin embargo Tamagno y colegas hicieron todo para salvarla. El día 23 del mismo, participó en Aïda; el 30 Trovatore; y el 3 de diciembre Otello con Víctor Maurel (creador del Iago) y Ema Eames. Después de la función el periódico The New York Times publicó: Tamagno proyectó una inteligencia poco común y de altos ideales, mantiene su tremendo poder, su arrebatadora y fiera expresión, magistral pasión y suprema vitalidad declamadora. Sus actuaciones en este recinto se limitaron a la temporada de 1894-95, interpretando además las operas Sansón y Dalila, Cavallería Rusticana, La Africana y El Profeta; el Stabat Mater de Rossini y algunos recitales.
Bajo la batuta de Arturo Toscanini cantó en La Scala, Otello en el año 1899, y en Monte Carlo en la premier mundial de la ópera Messaline de De Lara. Tamagno conservó siempre el monopolio del moro, incluso Caruso renunció a interpretarlo después de haber ensayado el papel. Tamagno sufrió un severo ataque al corazón en 1898 que le dejó una notable marca, pero esto no impidió que siguiera cantando. En 1901 en el Covent Garden cantó el Otello y en 1902 realizó un concierto en La Scala. Es entonces que se retira de los escenarios, pero aún le faltaba una labor más; dejar su voz registrada para la posteridad, antes de dejar este mundo el 31 de agosto de 1905 en Varese. El tenor Alessandro Bonci cantó en su funeral, tal y como lo había encargado el mismoTamagno.
Francesco Tamagno fue convencido de grabar su voz teniendo ya más de 50 años de edad. Aunque ya no era el mismo -sufría de angina de pecho-, y pese a lo primitivo de los registros de la época, se aprecian las características del tenor heroico, el peso básico de su voz se conducía con fuerza dramática; el brillo en sus agudos es verdaderamente notable, y es obligado remarcar que ya no estaba en óptimas condiciones de salud. Sin exageraciones, las grabaciones de Francesco Tamagno son parte de la primera piedra del bel canto en la historia de las mismas. Otello, su creación, siempre será tema de discusión. Pero sus registros son el autentico testimonio de un artista completo, casi extinto en nuestra era.


DOCUMENTOS SONOROS
DE LA BIBLIOTECA DE VOCES DEL SIGLO XX

SONOROUS DOCUMENTS
OF THE LIBRARY OF VOICES OF 20TH CENTURY

 


dolby®



Ora e per sempre addio

"OTELLO"
Autor
Giuseppe Verdi
1813-1901
Intérprete
Francesco Tamagno
Grabación original registrada el 10 de febrero de 1903
Compilación, Restauración y Digitalización
Archivo Sonoro
“José Guillermo Carrillo”
Fotografía
Nelson Naveda
Caracas. Venezuela
25 de enero de 2006

 


Niun mi tema

"OTELLO"
Autor
Giuseppe Verdi
1813-1901
Intérprete
Francesco Tamagno
Grabación original registrada el 7 de febrero de 1903
Compilación, Restauración y Digitalización
Archivo Sonoro
“José Guillermo Carrillo”
Fotografía
Nelson Naveda
Caracas. Venezuela
25 de enero de 2006

 


Esultate

"OTELLO"
Giuseppe Verdi
1813-1901
Intérprete
Francesco Tamagno
Grabación original registrada el 7 de febrero de 1903
Compilación, Restauración y Digitalización
Archivo Sonoro
“José Guillermo Carrillo”
Fotografía
Nelson Naveda
Caracas. Venezuela
25 de enero de 2006

 


Deserto sulla terraiun mi tema

"IL TROVATORE"
Autor
Giuseppe Verdi
1813-1901
Intérprete
Francesco Tamagno
Grabación original registrada el 11 de febrero de 1903
Compilación, Restauración y Digitalización
Archivo Sonoro
“José Guillermo Carrillo”
Fotografía
Nelson Naveda
Caracas. Venezuela
25 de enero de 2006

 


Figli miei, v'arrestate

"SAMSOM ET DALILA"
Autor
Camille Saint-Saëns
1835-1921
Intérprete
Francesco Tamagno
Grabación original registrada el 9 de febrero de 1903
Compilación, Restauración y Digitalización
Archivo Sonoro
“José Guillermo Carrillo”
Fotografía
Nelson Naveda
Caracas. Venezuela
25 de enero de 2006

 


O muto asil del pianto... Corriam, voliam

"GUILLAUME TELL"
Autor
Gioacchino Antonio Rossini
1792-1868
Intérprete
Francesco Tamagno
Grabación original 10 de febrero de 1903
Compilación, Restauración y Digitalización
Archivo Sonoro
“José Guillermo Carrillo”
Fotografía
Nelson Naveda
Caracas. Venezuela
5 de noviembre de 2005

 


Quand nos jours s'éteindront

"HÉRODIADE"
Autor
Jules Emile Massenet
1842-1912
Intérprete
Francesco Tamagno
Grabación original registrada el 10 de febrero de 1903
Compilación, Restauración y Digitalización
Archivo Sonoro
“José Guillermo Carrillo”
Fotografía
Nelson Naveda
Caracas. Venezuela
25 de enero de 2006

 


Adieu donc, vains objéts

"HÉRODIADE"
Autor
Jules Emile Massenet
1842-1912
Intérprete
Francesco Tamagno
Grabación original registrada el 10 de febrero de 1903
Compilación, Restauración y Digitalización
Archivo Sonoro
“José Guillermo Carrillo”
Fotografía
Nelson Naveda
Caracas. Venezuela
25 de enero de 2006

 


E vedo, il ciel s'aprì... Rè del ciel

"LE PROPHÈTE"
Autor
Giacomo Meyerbeer
1791-1864
Intérprete
Francesco Tamagno
Grabación original registrada el 8 de febrero de 1903
Compilación, Restauración y Digitalización
Archivo Sonoro
“José Guillermo Carrillo”
Fotografía
Nelson Naveda
Caracas. Venezuela
25 de enero de 2006

 


Un dì all'azzurro spazio

"ANDREA CHÉNIER "
Autor
Umberto Giordano
1867-1948
Obra estrenada en Milano el 28 de marzo de 1896
Intérprete
Francesco Tamagno
Grabación original registrada el 7 de febrero de 1903
Compilación, Restauración y Digitalización
Archivo Sonoro
“José Guillermo Carrillo”
Fotografía
Nelson Naveda
Caracas. Venezuela
25 de enero de 2006

 


 

Todos los derechos quedan reservados a los productores fonográficos. La Fundación Internacional José Guillermo Carrillo
es una institución sin fines de lucro, dedicada al rescate y preservación de los valores culturales de la humanidad.

All the rights are reserved by the phonographic producers.
The International José Guillermo Carrillo Foundation is a non-
profic organization, which mission is to rescue and preserve the human values of the humanity

 

 


“FONOTECA JOSÉ GUILLERMO CARRILLO”
INSTITUTO UNIVERSITARIO DE TECNOLOGÍA INDUSTRIAL
DR. RODOLFO LOERO ARISMENDI
CARACAS • VENEZUELA


UNIVERSIDAD INTERAMERICANA
(UNICA)
SANTO DOMINGO • REPÚBLICA DOMINICANA
FONOTECA VIRTUAL
FUNDACION INTERNACIONAL JOSE GUILLERMO CARRILLO

http://www.unica.edu.do/fonoteca.htm